François Aragó

Francesc Aragó.

Junto a la figura de Ramon Burguès-Zaforteza Conde de Formiguera, otro de los personajes importantes que estuvieron en el Galatzó fue el investigador Francesc Aragó. Nacido en el Rossellón francés, este estudioso fue al Galatzó en la primavera de 1808 para llevar a cabo mediciones sobre el meridiano de París. Para ello se instaló en la cima de s’Esclop, donde aún se conserva la barraca de piedra en seco que se hizo construir para realizar sus trabajos.

Imagen Francesc Aragó y esquema triangulación meridiano de París

El año 1808 fue una época convulsa para España fruto de la guerra con Francia. En este contexto, cuenta la leyenda que Aragó trabajaba con tranquilidad cuando, el 27 de mayo 1808, llegaron a Mallorca las noticias del levantamiento contra las tropas napoleónicas. Estas noticias, junto a la decisión del oficial napoleónico Berthémei de trasladar la armada franco-española de Maó a Tolón, indignaron a la opinión pública que se levantó con violencia contra el oficial y cuanto francés había en Mallorca. Los trabajos de Aragó con utensilios ópticos en lo alto de la montaña de s’Esclop sirvieron como excusa para ser calificado como espía de Napoleón y, por ello, se movilizó a un grupo armado para arrestar al supuesto espía.

Caseta de Francesc Aragó a S´Esclop

Aragó, alertado por el patrón de barco Damià, que había sido puesto al servicio del equipo de medición francés, cuando se encontraba en la cima de s’Esclop, recibió la noticia de que subían a arrestarlo y su vida corría peligro. Con el fin de pasar inadvertido, el astrónomo francés se disfrazó con vestimentas tradicionales mallorquinas y junto con el patrón Damià bajó a toda velocidad de la cima. Por el camino se toparon con la expedición que iba en su búsqueda, sin embargo, los conocimientos de mallorquín de Francesc Aragó le permitieron pasar inadvertido por el destacamento y pudo continuar su ruta de huída hacia Palma de Mallorca.

Otras leyendas fruto de la tradición:

En los pueblos de Es Capdellà, Puigpunyent y Galatzó se repite la anécdota de que los propietarios de las fincas Galatzó ( Calvià), Son Net ( Puigpunyet) y Son Fortuny (Estallenç) hace años se reunión en una mesa redonda en la cima del Puig des Galatzó, de forma que cada uno de ellos comí ajunto a los otros propietarios sin salir de su finca.

También se comenta que en la ladera norte del Puig, algunos días de invierno se reunen multitud de serpientes atraidas por una fuerza desconocida y permanecen largo tiempo cargando energía de la montaña “màgica”.

Muchas personas que han visitado a lo largo del tiempo la finca Galatzó y han escalado sus escarpadas cimas, hablan del magnetismo de las montañas, incluso la tradición habla que si se sube desde la escarpada vertiente norte es fácil caer en un proceso de agobio/depresivo, que suele atenuarse y desaparecer si se desciende por la ladera sur.

Algunas de estas leyendas, incluida la del Comte Mal, están detalladas y contadas de forma magistral en el capítulo III de la obra de Carlos Garrido Mallorca Màgica.

http://fincagalatz.wordpress.com/mitos-y-leyendas/
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s