Comte Mal

El Comte Mal.

La mayor parte de mitos y leyendas en torno a la posesión de Galatzó se centran en la figura del Comte Mal. Históricamente el Comte Mal fue Ramon Burguès-Zaforteza Pacs-Fuster de Villalonga i Nét, segundo Conde de Santa María de Formiguera y señor de las antiguas caballerías de Hero, Santa Margalida, Alcudiola, Maria, Puigblanc, Castellet y Tanca y de la alquería de Galatzó. El segundo Conde de Santa María de Formiguera nació el 15 de agosto del 1627 y murió el 26 de octubre de 1694. Durante su vida mantuvo una serie de litigios con la Universitat y los vecinos de la villa de Santa Margalida relacionados con el mantenimiento de derechos de origen feudal respecto a jurisdicciones civiles y criminales, así como sobre el dominio directo y pago de diezmos sobre las villas y habitantes de sus dominios. Estas actuaciones, junto a algunos abusos a la población, hicieron que Ramón Burgués-Zaforteza adquiriera mala fama entre los habitantes de sus dominios, fama que se mantuvo después de su muerte en el recuerdo popular

Escudo del Compte Mal

Sin embargo, más allá de la figura histórica, será la recuperación idealizada de ese personaje recuperación idealizada y de un tiempo pasado por parte de escritores como Joan Antoni Zaforteza, Josep Mª Quadrado o Guillem Colom, en un ambiente literario dominado por el romanticismo, lo que construirá el mito y la leyenda del Comte Mal.

Las semejanzas con otra figura mitificada como el Comte Arnau de Mataplana en Cataluña, así como los paralelismos en la vida y actos de ambos personajes, con el intento de sometimiento de las villas y habitantes de sus dominios a sus privilegios feudales, avalan esa idea de una construcción idealizada y mitificada de Ramón Burgués-Zaforteza como Comte Mal.

Sin embargo, y mucho más allá de la construcción del personaje a partir de la figura histórica, lo cierto es que el Comte Mal y sus andanzas nos permiten descubrir un Galatzó lleno de rincones, de leyendas y misterios.

Numerosas son las historias entorno a la figura del Comte Mal recogidas en diferentes obras literarias como Las bodas del Conde Malo que compuso José Maria Quadrado en 1842, la rondalla recogida en Puigpunyent por Mossèn Antoni Maria Alcover, que cita el Arxiduc Lluís Salvador, en su volumen de “rondallas populares” bajo el título deEl Pastor de Galatzó, o la obra del poeta Guillem Colom El comte Mal. Poema en dotze cants. Las andanzas del Comte Mal, también se mantuvieron vivas en el cancionero popular y algunas de ellas están recogidas en el Cançoner popular de Mallorca deGinard Bauçà y eran cantadas hasta no hace muchos años en pueblos como Santa Margalida, Maria, Puigpunyent, Galilea, Calvià, es Capdellà o s’Arracó.

A continuación reproducimos algunos fragmentos de esas obras que nos muestran alComte Mal como una figura desalmada, vengativa y muy dura con los habitantes de sus dominios:

Colom i Ferrà, Guillem: El Compte Mal, poema en dotze cants.

Cant dotzé, pàg 212

Mes, on cobra la llegenda
sa cruesa més horrenda
és al fons de les muntanes i alzinars de Galatzó,
on el voltor encara escura
claps de morta carnadura
i ossos sense sepultura
d´aquells valents que afrontaren els furors del seu senyor
 Cant dotzé, pàg 218
 Així el Compte corre i pena
pels sues pecats sense esmena,
per la sang en va vessada, per l´amor que no pagà
I en son cavall que flameja
el seu cos crema i sangueja,
i amb el seu dolor passeja
tots el dolors i les llàgrimes de l´avui i del demà
 Així el Compte corre i crema
I en la seva angoixa extrema
per la muntanya i la plana, per la vila i la ciutat
la seva ànima mai lassa
és el lament de la raça
és l´angúnia, que mai passa,
és el vell dolor dels segles fet caliu d´eternitat….
 La canción popular del Comte Mal, variante mallorquina, recogida en Puigpunyent, que situada en la posesión de Galatzó, nos habla de las apariciones del Comte Mal a su esposa después de muerto, dice lo siguiente:
Què vetlau tota soleta, muller lleial?
Queè vetlau, tota soleta, mon desigual ?
Jo no verl tota soleta, mon Compte Mal,
Jo no vetl tota soleta, ai, mon Déu val !
Qui teniuper companya, muller lleial ?….
Déu i la Verge Maria, mon Compte Mal….
On teniu les vostres filles, muller lleial ?
Dins l´estudi són qui dormen, mon Comte Mal….
Les me voleu deixar veure muller lleial ?….
Vós les me retgiraríreu, mon Compte Mal….
Amb què les retgiraria, muller lleial ?
Amb les flamades de foc, mon Compte Mal….
Què és lo que duis en els úlls, mon Compte Mal ?….
Males coses que he mirades, muller lleial….
Què és lo que duis en els ulls, mon Compte Mal ?
Males coses que he olorades, muller lleial…..
Què duis vós a les orelles, mon Compte Mal?….
Males coses que sentides, muller lleial….
Què és lo que duis en el nas, mon Compte Mal ?….
Mals pensaments que he tenguts, muller lleial….
Què és lo que duis als jonolls, mon Compte Mal ?
Mal ajonollat que he estat, muller lleial….
Què és lo que duis en els peus, mon Compte Mal ?
Males passes que he donades, muller lleial….
Jo sent renous de cadenes, mon Compte Mal….
Aixó són els meus cavalls, muller lleial….
Los voleu donar civada, mon Compte Mal ?….
Ells no viven de civada , muller lleial….
Me voleu dir de què viven, mon Compte Mal ?….
D´animetes comnedades, muller lleial….
El gall canta, i no te´n vas, mal esperit ?
El gall canta, i no te´n vas? Ja és mitjanit !
Digau per on he d´eixir, muller lleial…..
Per allà on sou entrat, mon Compte Mal….
Per les juntes de les portes, muller lleial,
Per les juntes de les portes, món desigual !

La narración El pastor de Galatzó, recogida por el Archiduque Luís Salvador, en su libro Rondalles de Mallorca, 1895 es:

Un pastor des Compte Mal no li tenia molta correspondència, i es Compte picat li va dir:
 Mira que moriràs i no sabràs a on.
Ja ho sabré ja, a un sevulla en matin jo ho sabré.
Un dia l´agafà es Compte i tres o quatre més des seus, i el se´n duen amb sos ulls tapats i es Compte va dir a els altres que l´acompanyaben que no fessen gens de renou perquè no sabés per on passava. Perà es pastor: que me diràs ! Quan era a un modo de carreró que hi habia debora ses cases els va dir:
Ara he pasat es carreró de ses cases.
Quan varen esser mes envants, el compte li digué: Aquest pir no l´endevines. I el duien pes collet de ses Egos a tirar-lo dins s´avenc de s´esquena d´ests Ases. I, que me diràs ! El digué:
Mentres no me taieu es cap abans de tirar-m´hi jo sabré per on tenc que sortir, i seré a ses cases de Galatzó primer que voltros, perque s´avenc a on me duis a tirar surt a una cova de dins es camp de ses Sínies, que voltros no la sabeu.
Es Compte veient que tot ho endevinaba i que les podia haver amb ell, digué: Tanmateix jo faré sa meua qualque dia; destapau-lo i que se´n vaja.
Es cap de temps, un altre dia es partor va dir a es Compte: Senyor Compte ¿Vols que anem a veure s´avenc d´es puig d´es Caragol ?.
No vull anar enlloc amb tu, li digué es Compte, perquè hi veus mes amb sos ulls tapats que jo amb sos ulls oberts.
I ja no el volgué matar ni li digué res mai més.
 

Más allá de las referencias literariasel Galatzó guarda rincones en donde la figura delComte Mal está muy presente. Entre estos espacios cargados de leyenda, quisiéramos destacar s’Argolla, El Cor o sa petjada de cavall.

En el libro El Comte Arnau (i el Comte Mal): Tres rutes literàries, de Camps y Soldevilla, se narra uno de los capítulos más famosos referidos a las leyendas del Comte Mal. En él nos habla de los ajusticiamientos que el conde impartía a sus enemigos y súbditos. Dichos ajusticiamientos se realizaban en s’Argolla y en el Coll d’en Debades. En el primero se conserva una zona con dos piedras agujereadas donde, según la leyenda, los ajusticiados eran atados a una barra que se incrustaba en ambos agujeros y de esta forma sufrían las torturas y castigos impartidos por el Comte Mal. Los torturados de mayor rango eran conducidos a s’Argolla, mientras que los de menor estatus eran conducidos asa Font d’en Debades donde también sufrían las torturas ejercidas por el Comte Mal y sus verdugos.

En las mismas casas de Galatzó, encontramos rincones asociados a la leyenda de esa figura mitificada. Entre ellos, quizás el más ilustrativo sea una piedra en forma de corazón que se encuentra en la pared posterior de los establos del cuerpo oeste. Se trata de una piedra incrustada en el muro que recuerda la forma de un corazón y en donde repujada se dibuja una cruz. Según la leyenda se trata del corazón del Comte Mal. Al parecer, una vez fallecido éste, su corazón, en forma de piedra apareció en las casas de la posesión.

Piedra leyenda corazón Compte Mal

Una vez muerto, abundan en la posesión de Galatzó las historias sobre apariciones del conde. Entre ellas podemos destacar las declaraciones atribuidas a la condesa, según las cuales, después de muerto, el conde había ido a visitarla. Para contrarrestar las visitas hizo colocar al capellán del pueblo una cruz en los desvanes con lo que las apariciones cesaron. También cuentan que el conde cabalgaba con su caballo por el Galatzó y que en una de esas incursiones espectrales, el caballo resbaló y en la fachada de las casas, en la zona cercana a la capilla, se ven las improntas de las pezuñas del caballo fruto de ese accidente. Cuentan las leyendas que en las frías noches de noviembre cuando sólo se oía el viento y el ruido de los animales, el Comte Mal cabalgaba por las montañas de la posesión.

Pisada caballo del Comte Mal en fachada finca.

Fruto de todas estas leyendas, en ocasiones los amos de Galatzó tenían problemas a la hora de contratar a jornaleros que, asustados por las apariciones del Conde, renunciaban a trabajar en la finca.

http://fincagalatz.wordpress.com/mitos-y-leyendas/

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s